El Festival de festivales empieza a hervir


Los días pasan volando, las semanas, los meses, creo que aún tengo la pala y el cubo de la playa en el maletero de mi ordenado coche, y ya pasaron de largo los reyes magos de 2011.Y no se duerman que pronto estaremos crucificando al Niño Dios mientras le clavamos saetas de pasión disparadas por las almas de Andalucía.

A lo que voy, este año se cumple medio siglo de vida del festival que marcó las pautas flamencas durante muchas décadas, posiblemente las más fértiles en la confusa historia jonda. Los aficionados maireneros más viejos conocieron aquel primer Festival de canciones y cante flamenco con su concurso de cantaores, y a los aficionados jóvenes nos han ido inculcando el respeto y la devoción por un arte, que en parte se ha ido construyendo en nuestro festival de cante jondo, así como en otros templos flamencos como Utrera, Morón, Lebrija o la propia Unión.


Este cumplefestival está provocando la organización de muchas actividades a modo de celebración, tengo constancia que desde el consistorio mairenero se están proponiendo proyectos que tienen como protagonista al flamencos y los flamencos más señeros de esta bendita tierra.



De momento, se ha anunciado el primer concurso del cartel del Festival de cante jondo Antonio Mairena(http://cdfantoniomairena.blogspot.com/2010/11/i-concurso-del-cartel-del-festival-de.html), que, normalmente, se encargaba a un pintor, cartelista o artista de primer nivel para su diseño como Juan Valdés, Capuletti, los hermanos Gavira o José Manuel Peña.

Por otro lado, La Casa del Arte Flamenco Antonio Mairena está confeccionando una serie de recitales y conferencias para conmemorar los 50 años de concurso en los que han participado activamente y por el que luchan, desde la creación de tan histórica peña.

Esperemos que, ni la “malage” crisis, ni las elecciones municipales, resten empeño a la celebración de unos actos, que representan la cultura musical y artística de un pueblo identificado con el flamenco, desde el principio mismo de este inmaterial bien cultural.

Es el momento para unir las fuerzas de las instituciones públicas y privadas en pos un festival único en el mundo, que ha paseado el nombre de esta localidad alcoreña durante 50 años, capitaneando una parte de la historia del arte flamenco, de modo señorial, con una manera de sentir, de interpretar, de escuchar, en definitiva, de vivir el cante jondo.

¡Ole el Festival de Festivales!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada