“Concuerda” para rato.


Sí Javier Molina, el decimonónico tocaor jerezano, levantara la cabeza, se maravillaría del nivel guitarrístico con el que cuenta su tierra. Jerez de la Frontera posee una prometedora cantera, entre otros, Dani Méndez, Diego del Morao, David Lagos y nuestro protagonista, el pasado lunes en el Teatro Alameda, Santiago Lara, un veinteañero capaz de componer e interpretar un flamenco reconocible.

Se abre el telón, y custodiado por seis grandes cuerdas como decorado, Santiago toca por alegrías, conversando con el piano, de Miguel López, las palmas y la percusión, recurriendo a la melodía a base de picados como base de su toque que será la constante de toda la noche. Vestida de blanco aparece Mercedes Ruíz, que por su braceo y expresión corporal recuerda la misma espuma del mar de Cádiz.

En la taranta, el tocaor simplifica la música, no la complica, buscando la belleza estética a través del buen gusto. El sendero de la soleá descubre su impronta jerezana y al paso de la bulería aparecen los rajeos que lo justifican.

Para el viaje por la farruca, de nuevo, el baile de Mercedes Ruíz, ahora varonil. El piano cobra protagonismo en la rumba y la sonanta juega con un estribillo melódico. El toque tiene las ventanas de par en par, quiere gustar, no gustarse, busca el placer inmediato, sin llegar al exhibicionismo.

El Londro se presenta engarzando el oro de la granaína con el marfil de la seguiriya, algo desafortunado.

Todo era reconocible. De los fandangos virtuosos y casi sin solución de continuidad, las manos de Perico Navarro se convierten en dos pinreles que bailan en la perpendicularidad del cajón peruano.

En la soleá por bulerías con recuerdos a vals, la guitarra se queda sorda y casi muda para el cante, ahora si, enduendado de El Londro, se pisa el acelerador y por bulerías, la sonanta jerezana acentúa las notas y compases precisos para lo mejor de la noche, el baile flamenquísimo de Mercedes que no necesita recurrir a otras escuelas de danzas ni a posturas ridículas, ni acrobacias, para parar el tiempo en el espacio de nuestros sentimientos. Bis por tangos con nombre de hija, a base de un prodigioso pulgar. Al final todo concuerda.





Ficha Técnica: “Concuerda” Guitarra: Santiago Lara/Percusión: Perico Navarro/Palmas: Javier Peña/ Cante: Londro/ Piano: Miguel López/ Baile: Mercedes Ruiz.



Calificación: XX

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada