El festival de festivales sale del paso



Después de una larga espera, el ayuntamiento de Mairena del Alcor en su boletín Mairena Información, ha dado a conocer el cartel artístico para el XLIX Festival de cante jondo "Antonio Mairena". Digo larga espera ya que se ha barajado la posibilidad de suspender este histórico festival a causa de la omnipresente crisis económica.

Una fiesta que desde hace tiempo está considerada de interés turístico de Andalucía y que para los aficionados a lo jondo significa bastante más que eso porque durante muchos años el festival de Mairena supuso la catedral flamenca veraniega, modelo de organización y ejemplo de lo que debía ser un espectáculo de esta categoría, donde año tras año emergía una nueva figura del cante y plaza donde los grandes cantaores se sentían obligados encontrar los duendes que escondían sus propias voces para mostrarlo ante uno de los públicos más valorados en el panorama flamenco.


Por suerte, tanto la delegación de cultura como el propio alcade mairenero, han trabajado en pos de la celebración del último festival ante del cincuentenario de su estreno allá por el año 1962.



Desde luego que lo presentado es un cartel de urgencia, un salir del paso con claras deficiencias artísticas, y nada más lejos mi intención menospreciar el valor de los cantaores anunciados, pero en una comparativa histórica, en un festival donde han llegado a participar en la misma noche 8 y 9 cantaores de primera línea y varios bailaores, esta edición se nos hace inferior para la importancia de este magno festival.

Encabeza el cartel la gran figura del momento, el último divo del cante, todo un fenómeno comercial y mediático, Miguel Poveda que asegura público y gusto en la interpretación, es llamativo que acuda al feudo mairenero solo días antes de presentarse como cabeza de cartel en la bienal de Sevilla. Su mejor escudero, el tocaor Chicuelo lo secundará con su sonanta.


Dos grandes cantaores maireneros acompañarán al catalán el próximo 4 de setiembre en la casa palacio de los duques de Arcos en Mairena del Alcor. Los dos llevan una carrera similar, alternando concursos de gran nivel con participaciones en festivales veraniegos y recitales en peñas. Antonio Ortega, hace años que cantó en el festival de Mairena el día grande, que es como llamamos a la noche de los profesionales para diferenciarla del concurso de aficionados que se celebra la noche anterior, su carrera artística se vio truncada por un grave accidente del que hoy está completamente recuperado, ganador de innumerables premios es una de la jóvenes promesas del flamenco andaluz. Manuel Dominguez "Castulo", conserva el sonido del flamenco antiguo sin muchas concesiones al preciosismo siempre en busca del cante por derecho como dicen los cabales, también ha participado en este festival en más de una ocasión siempre dejando un excelente sabor de boca.

La faceta del baile correrá a cargo de un prometedor artista, Rafael Campallo, bailaor alumno de José y Galván y Manolo Marín que vieron en el sevillano un depósito seguro donde guardar sus maestrías.
El primer fin de semana de septiembre los aficionados tienen una cita en Mairena con su festival que siempre es interesante y que aunque pasando duquelas resiste a la, ¿cómo se dice, que no me acuerdo? ¡Ah, ya! a la crisis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada