Ciclo: Flamenco y Poesía culta, en Trabilitran



Comenzamos en Trabilitrán un ciclo dedicado a la relación, cada vez más estrecha, entre el flamenco y la llamada poesía culta.
En esta serie de programas iremos analizando algunos discos en los que la poesía culta conforma la letra de los cantes.
Cómo aborda cada cantaor esta tarea y las diferencias con las letras de poesía popular, mayoritaria en la discografía flamenca.
Aunque, como escribió el literato español, Cansinos Assens, en su libro La copla andaluza,”…la musa erudita ha enriquecido siempre los tesoros de la lírica popular…” para constatar la relación histórica entre lo culto y lo popular.

En cada programa analizaremos un par de discos de los cantaores más representativos en este apartado, Enrique Morente, Calixto Sánchez, Carmen Linares, El Cabrero, Camarón de la Isla o Lole y Manuel serán protagonistas en distintos programas en una visión global del binomio poesía culta y flamenco
.
En nuestra cita del sábado abordaremos dos trabajos bastante interesantes, uno del cantaor jerezano Vicente Soto “Sordera” titulado “Pessoa flamenco” y otro del maestro José Meneses con el nombre “A mis soledades voy, de mis soledades vengo”.

En el caso del santiaguero comprobaremos la adaptación al flamenco, de los textos de uno de los escritores más importantes de la vecina Portugal, Fernando Antonio Noriega Pessoa, con una extraordinaria personalidad que le hacía escribir con varios sobrenombres, con estilos lingüísticos distintos y hasta se criticaba a través de sus heterónimos, que es la denominación para esos personajes ficticios. Además, Vicente Soto es uno de los habituales a la hora de adaptar poesía culta al flamenco.
“A mis soledades voy, de mis soledades vengo” es un verso de Lope de Vega que el cantaor de la Puebla, Meneses interpreta por soleáy que da título a un espectáculo que el cantaor mairenista llevó a los escenarios durante un tiempo y terminó grabando en su actuación en el maestranza de Sevilla, enmarcada en la XIII bienal de flamenco.
En dicho espectáculo, Pepe Meneses canta con un estilo ortodoxo versos de escritores clásicos de siglo de oro de las letras, Luís de Góngora, Calderón de la Barca e incluso Miguel de Cervantes.
Dos estilos, dos estéticas que confluyen en un mar de la poesía culta, llevándose a su terreno flamenco los versos más leídos de la literatura mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada