¿Buen pregonero?;....¡también lo hay!


Más de cinco siglos y medio lleva la villa de Mairena del Alcor celebrando cada Abril su feria. Primera de la temporada y la más importante de España durante su época dorada allá por los siglos XVIII y XIX.
Olvidado su carácter ganadero y rendida a la fuerza mediática de la capital hispalense, la feria de Mairena se ha convertido en una fiesta familiar donde todo un pueblo se rinde al compás de la sevillana y al dios Baco, coloreada de flamenco pero con hondas raíces en su propia historia.
El canto de exaltación representa uno de los actos sociales y culturales más importantes de este pueblo. Por el atril de esta feria han pasado pregoneros de la talla de Rodríguez Buzón, Ortíz Nuevo, Murciano, así como una baraja de ilustres maireneros que han contribuido a la grandeza de la feria, considerada más antigua de Andalucía.
En esta ocasión, la palabra la tenía Manuel Madroñal Solís, artista y músico que lleva más de dos décadas poniendo la voz al grupo Azahar con el que varias generaciones, no solo han bailado, sino se han reído, llorado, enamorado y todo lo que la música y la primavera son capaces de meterte en el alma.
Antonio Sutil De la Peña, Toni, lo presentó con la camaradería que le permita una vida de amistad con el pregonero, con el que compartió noches de radio en los 80, reuniones carnavalescas con la banda "El Limón" y miles de horas en la plaza Antonio Mairena con los pelos teñidos de rojo, colichas y rasta.
El pregón de Solís ha roto con los moldes establecidos y ha gustado, cosa realmente complicada.
La puesta en escena fue espectacular, abriendo con un baile por sevillanas entre un majestuoso jinete a caballo y una bailora a pie conformando una estampa bellísima, rindiéndose el público desde el principio.
Las voces de hornigas y chorrilleras dieron el sitio a los bailes naturales y académicos del elenco artístico.
La predisposición del personal, era como cada abril, seria de solemnidad pero Solís tendría un discurso diametralmente opuesto, en tono humorístico desde el principio que pronto conectaría con el respetable y aunque no hubo aplausos ni olés espontáneos, cosa que nunca buscó, si se llegó a una completa simbiosis con el público, que mantuvo la sonrisa en todo momento.
Recursos lingüísticos de calidad, interpretación teatral, manejo del escenario, discurso llano y lleno de guiños a los feriantes, baile por sevillanas entre hombres y cante por bulerías. Hasta hoy lo más completo en pregonero que ha tenido el jueves de feria. El costumbrismo y la lírica la dejó para otros, se dedicó ha representar la bohemia de su personalidad en una caseta hasta la corcha de maireneros, en su caso, no hay que utilizar la coletilla feriante para justificar el buen humor reinante en nuestra fiesta, ¡bueno estamos en feria!, contigo no, por que si buscas un buen pregonero en Mairena este año…!también lo hay!
Enhorabuena, Manolo y suerte para Javier Labandón, "El Arrebato" próximo pregonero de la feria más feria del mundo...ooooo oooo ooooo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada