Javier Labardón, El Arrebato, señor de la Feria mairenera



El artista sevillano El Arrebato será el encargado de pregonar la más antigua de las ferias españolas. Pero según sus propias palabras el canto de exaltación lo dará Javier Labardón, la persona y no el personaje. Javier es mairenero por elección propia, decidió vivir este pueblo y que su familia se criara entre sus gentes.

Desde hace tres años se organiza un cena de pregoneros, una reunión feriante entre aquellos que hems tenido la suerte de gritar a los cuatro vientos la belleza de la fiesta mayor, de una feria que tiene mucho que ver con la idiosincracia de esta tierra que desde 1441 celebra en el mes más hermoso del año su Feria de Abril.



Una magnífica mesa preparada por nuestra Pili Monanche y su marido Manuel Mauri aguardaba una preciosa velada en la que la feria y el pregón de Javier fueron los protagonistas de la noche. Antonio Casimiro y Eli Sosa como Alcalde y delegada de cultura nos acompañaron a un buen número de pregoneros.

La noche fue pasando entre interesantes conversaciones y anécdotas simpáticas del personal, entre los que destacó el propio Arrebato que demostró porque goza del cariño del gran público.

Bombardeamos a Javier a preguntas referentes a su próximo pregón de las que fue saliendo airoso y dejando entrever la enorme sensibilidad con la que cuenta el cantante, posiblemente su mejor cualidad artística.
Muestras de ánimo y suerte por parte de todos y como no podía ser de otra forma entre tanto feriante junto, cante y baile obligado para todos los asistentes, incluido El Arrebato.



Podría contaros como mi señora madre sacó a pasear la orquesta que anida en su garganta, como "La Pili" dibujó bellas poses flamencas con su baile, como nos emocionó Inma recordando a la pregonera más llorada, Maribel, como Paco se duele por fandangos, como Alejandro demostró su maestría por sevillanas, como Mari Carmen se gusta por tangos, como Solís conserva en su memoria las letras más flamencas del cante por sevillanas, como Mauri nos recordó que estamoos en cuaresma con una sentida saeta, como Reyes peña inundó de gracia el cante de feria, como Bonilla daba enjundia a la conversación, como Amparo demostraba su mairenismo en cada gesto, como Pepe impregnó de alegría la noche o como Domingo demostraba que este pueblo tiene la herencia bien asegurada, pero sería muy largo de contar y para ser sincero estoy algo resacoso, estado que no me explico...las cosas.

La sensación que se alojó en mi mente es que esta 570 Feria de Mairena del Alcor posee un magnífico pregonero deseoso de pasar la reválida para que todos en este pueblo lo consideremos un mairenero más. Suerte, maestro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada