Detalle de La Casa del Arte


Ayer sábado la Casa del Arte Flamenco Antonio Mairena hizo entrega de su buque insignia, su bandera, que no es otro que, el cuadro con la fotografía del maestro Antonio Cruz sosteniendo la llave del cante, al señor Urbano regente del bar "El niño la legión".

La directiva de tan señera peña flamenca decidió tener este detalle con un hombre muy querido en nuestra localidad, muy presente en la actividad mairenera y que fue directivo de la propia Casa del Arte con la que ha estado muy relacionado.



En un local hasta la bandera, Manuel Jiménez Ríos, presidente, otorgó dicho cuadro en presencia del resto de la directiva, Antonio Cruz Madroñal, sobrino del maestro Mairena, Jesús Gavira conocido escultor flamenco, José de la Mena, uno de los grandes cantaores del panorama flamenco y aficionados varios que no quisieron faltar a tan bonito acto.

Por supuesto que no faltaron los refrigerios que se acompañaron de un delicioso arroz con liebre que degustaron todos los asistentes hasta arañar el fondo del perol.

Se pudo hablar de cante, de cantaores, de festivales, de concursos y como no de la pálida y pesada crisis y de todo lo referente a esta materia que nos tiene en muchos casos macandé. Aunque no se formó la fiesta habitual en estos actos, no nos fuimos sin escuhar el cante por martinetes de un joven Arturo que se acordó del petate de Juan Talega.


Rato muy agradable alrededor del flamenco, la cerveza y el arroz que amenizaron un acto entreñable y significativo de cómo funciona una Casa del Arte Flamenco atenta siempre a encumbrar la figura de su titular y la convivencia entre aficionados al flamenco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada